Lleguas de noche


Fue en la cuenca del río frío, cerca de Cofradía, Cortés. Buscando formas de que mis chicos asistieran a clases, y no los sacaran a medio examen por no haber pagado la mensualidad, tomé una oportunidad con los Guatemaltecos. En realidad estuve más en Honduras que en Guatemala, haciendo lo que mis patillas extrañaban, controlar los costos en una represa de 8 Megavatios. Las asoleadas fueron buenas, el ritmo del túnel era de locura, así como las cuadrillas de guates estaban acostumbradas; en ratos que el despiece de los anclajes y desarenador me aburrían, me iba al proyecto, a ver como iba don Éustacio con sus tiros de dinamita.

En un día normal, llegué hasta donde estaba la excavación del pozo de oscilación, siguiendo la ruta del túnel falso, luego de pelear media hora con un topógrafo que nunca pudo aprender a usar una estación total Nokia, venida de paquete de Alemania, me encontré con esta jaurilla de yeguas; en mis días de cipote solo las hubiera espantado, no fue tan fácil así que tuve que acompañarlas hasta que la impaciencia me cansó y les creí que sus bloqueos eran casualidad. No me mordieron, pero llegué a entender el significado de la palabra pesadilla en inglés "nightmare".

Estuve a un pelito de hacerme chapín, me quedé con la gana de terminar de instalar Neodata, ver como quedaba la sala de máquinas y reírme como el helicóptero subía la grua para el colado.
Posted by Picasa

No hay comentarios.: